Reflexiones más allá de la mente

 

 

La inspiración transpira por los poros de nuestra piel. Sin embargo la piel deja de ser piel para convertirse en polvo o comida de gusanos, y la inspiración cambia de una forma distinta justamente porque es su naturaleza. Todo cambia de una forma u otra después de haber dado lo mejor de sí, así como las plantas que brotan y derraman su esplendor en todo el planeta Tierra. Así, la piel pertenece al plano físico y la inspiración a un plano más sutil, llamémosle “supra-físico”. Ambos están en distintas dimensiones, mas ambos están conectados, la existencia se basa en inspiración, una inspiración diversa, cambiante, innovadora, son maravillosas las manifestación que surgen de ella, como por ejemplo la materia, la carne, la humanidad, las galaxias, energías fluctuantes, esencias en lo más profundo del ser.

Para que sucedan los cambios, lógicamente todo debe estar interrelacionado, basándonos en principios como el de los polos opuestos, causa y efecto (conocida también como el karma y el Darma), los principios matemáticos descubiertos y no descubiertos aun por la humanidad, todo encaja, todo nos espera, todo ES, para nuestros ojos “todo ES a su tiempo”, pero a la percepción de nosotros como parte de ese TODO, podemos conocer y SER con él en una armonía perfecta.

Para que podamos decir que algo cambió es porque estuvo en un “estado”, por decirlo de alguna manera, y pudimos notar una diferencia con el “nuevo estado” que adoptó, según esas diferencias hacemos definiciones ayudados de la gran herramienta que llamamos “mente”, definiciones que provienen de lo abstracto, del todo, de lo relativo, de las esencias tan múltiples e infinitas. No obstante hay que recordar que los sentidos humanos son limitados como lo son los del espíritu, y al mismo tiempo se puede decir que son sentidos ilimitados, (porque la palabra es insuficiente para el concepto que trato de expresar), con esto me refiero a que somos “perfectibles”, o sea estamos más allá de la perfección o imperfección pues es la unión permanente de ambas, un continuo mejorar, un avanzar permanente, en los errores como en los aciertos, e allí la base de la “evolución”, de allí partimos al TODO, y allí llegamos cuando nos damos cuenta de que no hay un “final”, cuando al fin logramos la comprensión de la eternidad en “un paso más”, en “cada vez más”, en la inmensa alegría que produce cada nuevo entendimiento, viendo que es mejor  vivir sentidamente a no vivir por darle cabida al egocentrismo, no hay un fin para el amar, crear, gozar, vivir, sentir, servir, …

Para terminar como se habla en jerga mexicana: “¡eso sí que está re- chido, pos agarremos la onda mis cuates! a poco no?”

Maramel

 

 

Las ideas vienen y van como las olas del mar, mas mar adentro hay millones de vidas, de sucesos, de paz y sabiduría propios de la existencia.

Si no observamos,  sentimos y hacemos brotar y crecer lo que tenemos mar  adentro, entonces esta encarnación se convierte en tan solo un ir y venir de olas, manteniéndonos en la superficie del conocimiento, lejos de la intensa luz que emana el SER. Dejemos de pensar por un momento casi eterno y gocemos del simple y bello hecho de EXISTIR.

 

Maramel

 

 

El perdón es abandonar la queja y dejar ir la tristeza. Ocurre naturalmente una vez usted se da cuenta de que su queja no tiene ningún propósito excepto fortalecer un falso sentido de uno mismo. El perdón es no ofrecer resistencia a la vida, permitir a la vida vivir a través de usted. […]

 

Eckhart Tolle (“El Poder del Ahora”)

 

 

 

Todo lo que necesitas es solo estar en silencio y escuchar la existencia. No hay necesidad de ninguna religión, no hay necesidad de ningún dios, no hay necesidad de ningún pastorado, no hay necesidad de ninguna organización.
- Osho -

"Hay un gran espacio en el cual este momento se da. Hay un gran silencio que está escuchando los pensamientos. "
- Adyashanti -
"Satsang es la invitación a pararse sobre el fuego del auto-descubrimiento. Este fuego no te quemará a ti, quemará solo lo que no eres."
- Mooji -
"Todo los seres son desde el mero principio Buddhas. Es como agua y hielo. Sin agua no hay hielo. Sin seres vivos no hay Buddhas. Sin saber que está cerca lo buscan lejos, ¡que lástima!."
- Osho -

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=